Indra convierte el cielo de Túnez en uno de los más seguros del mundo

  • por
  • Indra cubre la vigilancia del espacio aéreo de Túnez con una de las redes de sensores más consistente y moderna del mundo
  • El proveedor de servicios de navegación del país, OACA, ha confiado a Indra la implantación de un nuevo radar para reforzar la vigilancia y prepararse para la recuperación tras la pandemia
  • Indra lleva más de una década trabajando con OACA en el diseño de un cielo completamente adaptado a sus necesidades, lo que le ha permitido dar un servicio de máximo nivel en una situación tan compleja como la actual

Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, está implantando un nuevo radar de última generación en Túnez para reforzar su red de vigilancia de tráfico aéreo, una de las más completas y que ofrecen mayor seguridad y eficiencia en la gestión de los vuelos en todo el mundo.

Indra lleva doce años trabajando de forma ininterrumpida con la Oficina de Aviación Civil y de Aeropuertos de Túnez (OACA., Office de l’Aviation Civile et des Aéroports) en la configuración integral de un cielo completamente adaptado a sus necesidades.

Ha modernizado la mayor parte de los sistemas de gestión del tráfico aéreo del país, una infraestructura clave para el comercio internacional y el turismo, dos de sus principales motores económicos.

En el actual escenario de pandemia, que ha golpeado al sector y reducido el tráfico en todo el mundo, OACA sigue adelante en su estrategia de mejora constante y trabaja con Indra en la implantación de un radar secundario, dotado de los últimos avances en detección e identificación de aeronaves, que se ubicará en Akouda, a escasos kilómetros del enclave turístico de Susa, y que sustituirá el sistema actualmente en operación.

OACA refuerza con ello la ya de por sí densa red de ocho radares primarios y secundarios y varios sistemas ADS-B de Indra, que cubren la vigilancia de este país de 163,6 mil kilómetros cuadrados.

Estos sistemas le aseguran una gran flexibilidad para adaptarse a los bruscos cambios en la demanda que se producirán en los próximos meses. También refuerzan su capacidad para sobreponerse a cualquier incidencia y garantizan el máximo nivel de seguridad posible en todas las operaciones aéreas que gestiona.

La red de sensores aporta una visión del tráfico de enorme precisión y calidad al centro de control de la ciudad de Túnez, desde el que se gestionan todos los vuelos en ruta del país, así como al resto de centros de aproximación.

Tanto el centro de control de Túnez como el de aproximación al aeropuerto de la isla de Djerba operan en este momento con el sistema de automatización Indra Air Automation, una de las soluciones tecnológicamente más avanzadas y confiables que existen en el mercado de ATM y que utilizan algunos de los proveedores de servicios de navegación más importantes del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *